martes, 20 de junio de 2017

CONCIERTO POLIFÓNICO

DE LA LUNA AL FUEGO
Concierto de música polifónica en el Museo Santa Clara.
Domingo 25 de junio, 20:30 h. Capilla conventual.



Segunda Jornada

Si desean conocer el autor del templete del Corpus, una de las obras excelsas de la platería de nuestra ciudad, no se pierdan la conferencia de hoy martes 20 de junio. Les esperamos en el Salón-capilla del Parador a las 21:00 h.





Imágenes de la primera Jornada



 Anoche en el Parador de Zafra. Dos imágenes de la primera de las conferencias de las XVIII Jornadas de Historia de Zafra y el Estado de Feria



jueves, 1 de junio de 2017

PIEZA DEL MES / JUNIO 2017




LIBRO BECERRO DEL CONVENTO DE LA CRUZ
Papel, tintas, madera, cuero y metal
34 x 27 x 16 cm
Francisco Andrés de Rojas
1746
 

Museo Santa Clara, Zafra



El convento de la Cruz de Cristo se inició en 1511 como un beaterio, que observaba la Tercera Regla Franciscana. Situado en la calle Ancha, hasta 1536 no se convirtió en convento. 


Allí permanecerá hasta 1600, en que se traslada a la casa que había sido de Don García de Toledo, hermano del III Conde de Feria. Levantada en la plazuela del Pilar Redondo, era la mejor casa de Zafra: tenía unas sesenta estancias, patio, huerta, estanque, arboleda y poseía el privilegio de una tribuna a la parroquia. 


En 1746, su abadesa mandó escribir este Libro Becerro o «Protocolo General de toda la Hacienda», para registrar todas las propiedades que  sostenían a la comunidad. Aunque por ser tardío va manuscrito en papel, lleva tapas encoradas y cierres de bronce. 

                           
Al comienzo, tras el índice alfabético, van dos folios miniados, cuyas caras se enmarcan con una cenefa dorada, sobre la que campan roleos y flores. En la primera, también sobre fondo dorado, aparecen San Francisco y Santa Isabel sustentando un medallón con los emblemas franciscanos: los brazos cruzados de Cristo y Francisco y las cinco llagas; y, en la orla, la leyenda versificada: «Si el Árbol nos captivó/ De la Cruz nos Redimió/ Viba Cruz que tanto Obró/ Y tan Grande bien nos dio». Cuentan estos folios los primeros años de la comunidad, para concluir con un soneto de Don Pedro de Espinosa al propio libro. 


Fue escrito e iluminado por Francisco Andrés de Rojas Guerrero, a la sazón boticario zafrense, que puso su nombre latino rodeando la letra capital primera, para reservar la tercera a los de la abadesa y el mayordomo del convento. 




















Donación de la Familia Álvarez Bustamante al Museo en mayo de 2017

Galería alta del Museo
Hasta el 30 de junio de 2017


miércoles, 31 de mayo de 2017

EXPOSICIÓN TEMPORAL: MARIA MUSEUM VISITAT


 












Si te preguntas como nacieron las Vírgenes Guapas trataré de brindarte una explicación somera: todo comenzó hace unos 11 años ante la necesidad de felicitar por Navidad a mis clientes y amigos.

Solía hacer una a una las felicitaciones, que gustaban mucho; pero resultaban muy trabajosas al ir aumentando paulatinamente en número. Un par de años después, para facilitar este proceso, tomé la decisión de pintar una Virgen más o menos clásica, fotografiarla y convertirla en mi felicitación navideña.


Acabé realizando una versión de la Madonna, pero entendida como una mujer al estilo del siglo XXI: María se pintaría las uñas, usaría alguna pequeña joya y, por supuesto, se maquillaría discretamente para salir en la foto. Otro tanto le ocurriría al niño, usaría dodotis, comería piruletas y llevaría camisetas con sus iniciales o logotipos. 


Ese primer esbozo de Virgen me lo pidió mi madre, como siempre hacía con todas las que pinto. Sin embargo, la obra que ejecuté la siguiente Navidad, para una exposición solidaria a beneficio de Cáritas, la compraron mis amigos Pedro y Bienve para el dormitorio de sus hijos, Rodrigo y Gonzalo. Al saber que los niños le rezaban a su Virgen Guapa, ellos fueron los que la bautizaron, me animé a llevar este concepto más allá. Así, poco a poco, fue surgiendo la serie de mis Vírgenes Guapas, que ya están en conventos y monasterios, en este museo, en capillas de hospitales, en varias iglesias y parroquias; así como en manos de algún obispo. 


Debo decir que todas son originales y diferentes, al igual que ocurre con las fotos que se hace uno, nunca resulta igual de favorecida y se aprecian los cambios de estilo y moda con el paso del tiempo. Calculo que ya irán pintadas unas 2.000, repartidas por el mundo y adquiridas por personas de varias culturas, desde árabes a centroeuropeos, taiwaneses o chinos, creyentes o no creyentes. 


Decirte, por último, que los beneficios recaudados son destinados a Caritas, para sus diferentes proyectos, o a alguna obra social concreta que llega a nuestros oídos. Espero que te gusten, ya que hay una Virgen Guapa para cada persona.


A pesar de que MARIA MUSEUM VISITAT se trata de una muestra individual he contado con la colaboración de otros artistas, todos ellos altamente implicados con el proyecto solidario de las Vírgenes Guapas, por lo que podemos definir esta exposición como una suerte de “instalación colaborativa”.


Paco Sánchez


Díptico de la Exposición:



sábado, 6 de mayo de 2017

DONACIÓN AL MUSEO



Hoy, sábado 6 de mayo, el Museo Santa Clara ha recibido una importante donación de la familia Álvarez Bustamante.

La pieza más importante es el manuscrito titulado “Protocolo General de toda la Hacienda, que al presente tiene este convento de la Cruz de Cristo de esta villa de Zafra…”. Un libro encuadernado en madera encorada con cierres de bronce, que consta de 1.908 páginas numeradas, más índices y dos hojas miniadas en su inicio. Está fechado en 1746.

Así mismo, la donación incluyó tres documentos sueltos: el “Título de Provisor de Causas y del Número a favor de D. Matías Sánchez Bolaños”, 1807;  una "Carta del Convento de la Cruz al Definitorio", 1830; y una nota del "Arrendamiento de la tierra del Valle del Monje", 1827.

Desde el Museo Santa Clara agradecemos a la familia, especialmente a María José y Guadalupe Álvarez Bustamante, su generosidad al compartir con la ciudad de Zafra estas piezas documentales que su familia ha conservado durante décadas y desean compartir con sus conciudadanos a través del Museo.

 

MENCIÓN HONORIFICA AL MUSEO (II)



Anoche en Las Tenerías, donde el Museo recibió una mención honorífica por sus diez años de trayectoria pública. 
Desde aquí nuestro agradecimiento a los Coros y Danzas El Castellar de Zafra. 
Fotos de Mendez Zama



viernes, 5 de mayo de 2017

MENCIÓN HONORÍFICA AL MUSEO (I)

El Museo Santa Clara recibe una mención honorífica, por sus diez años al servicio de Zafra, de manos de los Coros y Danzas El Castellar.

La entrega tendrá lugar hoy, 5 de mayo, dentro de sus ya tradicionales Juegos Florales de la Poesía, dedicados a "Dulce Chacón". 

Este año se celebran en el Teatro de Zafra. Salón Tenerías, 20:00 horas.

lunes, 1 de mayo de 2017

PIEZA DEL MES / MAYO 2017

 






CRUZ DE LOS EVANGELISTAS
Madera, metal y cristal
48.5 x 31.5 x 1.2 cm
Siglo XVII
Monasterio de Santa María del Valle, Zafra




Esta sencilla cruz relicario, que lleva inscritos los nombres de los cuatro evangelistas con un punteado metálico sobre la madera, nos recuerda que la cruz es uno de los símbolos más antiguos y difundidos de Oriente a Occidente, aunque con significaciones diversas según las culturas: numerológicas, de oposición entre la tierra y el cielo, de encrucijada entre la vida y la muerte o de espejo del fuego o del sol.

Será con el cristianismo cuando la cruz adquiera nuevos significados al convertirse en símbolo de la pasión de Cristo, de su victoria sobre la muerte y de la redención del género humano. 

Los primeros cristianos, dado su uso patibulario entonces, tenían cierta aversión a representarla, pero no a signarse y venerarla. De ahí cobra sentido el episodio del hallazgo o «Invención de la Santa Cruz», que La Leyenda Dorada atribuye a Santa Elena, madre del emperador Constantino. 


El descubrimiento en Jerusalén de la Vera o Verdadera Cruz, bajo un templo levantado a Venus por el emperador Adriano sobre el Gólgota, lo sitúa la tradición hacia el año 325 y la Iglesia lo celebra el 3 de mayo. 


Es la Fiesta de las Cruces o de La Cruz de Mayo, en la que se quiere ver resquicios de ritos paganos ancestrales. 


En Extremadura se celebra con intensidad en la villa de Feria. En secreto, los vecinos visten habitaciones-santuario con tules, gasas y rasos, donde exponen sus cruces abrazadas por laboriosas coronas de flores de talco y papel. Suntuosos árboles crucíferos que procesionarán sobre sus hombros en un colorido desfile callejero. 


Y al anochecer, en la plazuela, el auto sacramental La Entrega escenificará la milagrosa develación de la Santa Cruz.